• DEPIEDRA

Cómo crear un jardín zen en casa

Actualizado: 26 de dic de 2019


No es ningún secreto que los jardines japoneses se han puesto de moda y parece que esta tendencia ha llegado a nuestro país para quedarse.

Se trata de un tipo de decoración de jardines con una larga historia. Inicialmente se diseñaban para personas de las élites de Japón que buscaban un lugar en el que estar en calma y armonía. Y ese objetivo no ha cambiado. Cualquier persona que dispone de un jardín zen te dirá que es su pequeño remanso de paz y tranquilidad. Y ahí radica la clave de todo: combinar la estética clásica nipona para lograr un espacio tranquilo y natural que vaya en línea con los tres principios básicos de la decoración oriental: asimetría, equilibrio y simbolismo.

Auténtico jardín zen japonés

La naturaleza, una pieza clave

Los japoneses buscan, ante todo, un lugar que les evoque a la naturaleza, por lo que debemos utilizar, en la medida de lo posible, materiales naturales. Sabiendo esto, si quieres conseguir un jardín zen de verdad, olvídate de comprar muebles de plástico o materiales sintéticos y apuesta por otros como la piedra, el bambú o la madera.

Jardín japonés

Las piedras decorativas, el eje central

Las piedras, la arena y las rocas son elementos indispensables para la creación de un jardín zen. Además, siguiendo la tradición japonesa, deben colocarse tal y como se encontraban en la naturaleza, es decir, sin ordenarlas en exceso, pues buscan precisamente esa similitud con los paisajes naturales.

Lo ideal es combinar las tres opciones: rocas o piedras de gran tamaño, piedra decorativa más reducida y arena. En este último caso, se recomienda volcar la arena sobre una superficie lisa y darle forma posteriormente con un rastrillo. Esto nos permitirá conseguir los principios de la asimetría y del equilibrio.

Jardín zen con musgo, rocas y arena decorativa

Jardín zen con piedra decorativa y bambú

Jardín zen con piedra decorativa y elementos en piedra natural

La vegetación no es algo al azar

Cualquier jardín zen debe contener una buena dosis de vegetación. Sin embargo, para este fin no sirve cualquier tipo de planta. Un ejemplo de ello son los hierbajos, que deben permanecer al margen de estos jardines. Lo ideal es retirarlos todos y colocar después una malla antihierbas.

La vegetación que sí predomina aquí es el musgo, muy apreciado por los japoneses. Otras plantas habituales en estos espacios son los bambús, los helechos, las peonías, las azaleas, los cerezos, los bonsáis y otras plantas típicas niponas como el arce japonés.

Jardín zen japonés lleno de vegetación

¿Con agua o sin ella?

Existen diferentes tipos de jardines zen. Uno de ellos es el jardín seco que, como su propio nombre indica, no contiene agua. Sin embargo, hay otros tipos de jardines japoneses, como es el caso del jardín de té, en los que el agua y, sobre todo, los estanques naturales, están muy presentes. Dependerá de tus gustos que quieras o no incluir el agua.

Jardín zen japonés con estanque natural

Jardín zen japonés con estanque natural

Auténtico jardín zen japonés con estanque

Dale un toque más auténtico

Otro elemento presente en los jardines japoneses es el camino de piedras. Si quieres convertir tu jardín en un auténtico espacio zen, puedes crear una travesía con pasos de suelo.

También te recomendamos que hagas composiciones con piedras, pues le darán a tu jardín un plus de armonía.

Composición de piedra decorativa y bambú

Camino de piedras en un jardín zen

#jardínzen #decoraciondeexteriores #diseñojardin

91-666-32-69

depiedra@depiedra.es

Calle del Yunque, 2. Rivas Vaciamadrid, 28522

© 2017 Copyright - Web diseñada por PLAY MARKETING