• DEPIEDRA

Ideas para poner una chimenea en el jardín

¿Estás pensando en poner una chimenea en el jardín? Te ayudamos a inspirarte con estos 13 jardines con chimenea


Poner una chimenea en el jardín es sinónimo de ampliar el uso que hacemos de este espacio de la casa. Con ella, no solo disfrutaremos de nuestro jardín en los meses de verano o en los días más cálidos, sino que podremos hacerlo durante todo el año. Además, una chimenea es, sin duda, un buen elemento decorativo, que te ayudará a darle calidez y elegancia a tu jardín.


Si ya te has convencido de poner una, te ayudamos a elegir la mejor ubicación y la decoración complementaria con estas 13 ideas.



Mesa con chimenea integrada


Teniendo en cuenta que el principal cometido de poner una chimenea en el jardín es poder disfrutar del aire libre en los días de frío, una de las mejores ideas es instalar la chimenea en una zona de mucho uso, como es el caso de una mesa. De esta forma, podremos comer o reunirnos con amigos y familia sin pasar frío.

Poner una chimenea en el jardín: mesa con chimenea integrada


Chimenea minimalista revestida con piedra natural


Las chimeneas poseen una capacidad decorativa increíble y un ejemplo de ello es esta que se ha revestido con piedra natural. Para apoyar su estética, se han colocado una mesa minimalista de madera y dos pequeños sillones a juego.

Poner una chimenea en el jardín: chimenea minimalista revestida con piedra natural


Maxi chimenea en piedra irregular


Si los revestimientos con baldosas en piedra dotan a las chimeneas de cierto aire moderno y minimalista, los revestimientos en piedra irregular las dotan de calidez y cierto aspecto rústico. En este caso, se ha optado por una chimenea de gran tamaño acompañada por un juego de mobiliario de jardín en madera con algunos jarrones con flores.


Poner una chimenea en el jardín: maxi chimenea en piedra irregular


Un salón en el jardín


Con el objetivo de crear un ambiente acogedor, hay quien prefiere diseñar un espacio en el jardín muy parecido a un salón interior tradicional. Con todo ello, se instalan dos sofás que rodean una mesa central y en cuyo lateral se sitúa una chimenea con cierto aire señorial y, de nuevo, revestida con piedra natural.

Poner una chimenea en el jardín: un salón en el jardín


Una chimenea en plena naturaleza


Esta opción solo es válida para jardines especialmente grandes. La puerta trasera de la vivienda desemboca en un camino de piedras. En uno de los laterales del camino nace una zona con piedra decorativa y plantas cuyo eje central es una gran fuente natural. En el otro lateral, una zona plagada de vegetación silvestre. El camino finalmente termina en un espacio circular semicerrado por un muro de piedra y con una chimenea redondeada a la que acompañan dos sillas de jardín.

Poner una chimenea en el jardín: Chimenea en plena naturaleza


Una chimenea moderna


La siguiente opción es una chimenea sencilla apoyada sobre una pared revestida con piedra natural y decorada con dos ramos de flores fucsias a sus lados. Muy cerca de la chimenea, una mesa con sillas ideal para comer al calor de las llamas.

Poner una chimenea en el jardín: una chimenea moderna

Chimenea en vitrina


Si te planteas poner una chimenea en el jardín por motivos meramente estéticos, puede que esta opción te interese. Se trata de una chimenea rectangular en un mueble color wengué y con una parte acristalada que simula una vitrina.


Poner una chimenea en el jardín: chimenea en vitrina


Chimenea panorámica


Una buena forma de poner una chimenea en el jardín es montando una salita de estar exterior. Para ello, necesitas unos sillones y una mesa, aunque el epicentro de la decoración debe ser la chimenea, en este caso, con forma panorámica y revestida con panel premontado.


Poner una chimenea en el jardín: chimenea panorámica



Una chimenea en la piscina


Esta es una de las opciones más elegantes de poner una chimenea en el jardín. Se trata de una chimenea extremadamente fina y alargada, sostenida por una base de piedra sumergida en la piscina. Las patas de la base quedan totalmente integradas en el agua y parece que la chimenea flota sobre la piscina.


Poner una chimenea en el jardín: una chimenea en la piscina

Una chimenea casera


Si no quieres gastar mucho dinero en tu chimenea, siempre puedes recurrir a la forma clásica de hacer fuego. Un ejemplo de ello es esta chimenea en forma de campana invertida. En este caso, está sumergida en una base de piedra decorativa y rodeada por una tarima de madera.

Poner una chimenea en el jardín: una chimenea casera


Una chimenea en la barra del bar


Te proponemos poner una chimenea rompedora en tu jardín. ¿Qué te parecería insertarla en una barra de bar revestida con piedra natural? El resultado es espectacular, pues la chimenea conecta con ambos lados de la barra. Si, como en la imagen, lo acompañas de un par de sofás o sillones y una mesa para apoyar tus bebidas, no querrás moverte de ahí en todo el día.

Poner una chimenea en el jardín: una chimenea en la barra del bar


Una chimenea antigua


Otra de nuestras propuestas es crear un entorno de aspecto antiguo. Para ello, dos materiales deben ocupar el centro de todas las miradas: la madera descolorida o desgastada que simule el paso del tiempo y la piedra de tono marrón grisáceo.

Poner una chimenea en el jardín: una chimenea antigua



Una chimenea vanguardista


La última opción que te proponemos es un jardín con una chimenea vanguardista de corte minimalista. Se trata de una mesa blanca rectangular con una chimenea incorporada rodeada de un chaiselongue a juego.


Poner una chimenea en el jardín: una chimenea vanguardista


#chimeneaeneljardín #decoracióndejardines

91-666-32-69

depiedra@depiedra.es

Calle del Yunque, 2. Rivas Vaciamadrid, 28522

© 2017 Copyright - Web diseñada por PLAY MARKETING