91-666-32-69

depiedra@depiedra.es

Calle del Yunque, 2. Rivas Vaciamadrid, 28522

© 2017 Copyright - Web diseñada por PLAY MARKETING

  • DEPIEDRA

¿Es posible recrear un jardín desértico en casa?

Actualizado: 26 de dic de 2019


La respuesta es fácil: SÍ. Además, es muy recomendable. ¿Por qué? Porque se trata de un tipo xerojardinería en la que el uso del agua se restringe al máximo. Por tanto, se trata de jardines sostenibles y responsables con el medio ambiente.

¿Quieres más pruebas de que un jardín desértico es la mejor opción? Al ser un diseño de xerojardinería, nos permite ahorrar recursos como el agua, por lo que ahorraremos dinero. Y no solo eso. También ahorraremos tiempo, ya que el mantenimiento de este tipo de jardines es mínimo.

¿Te hemos convencido ya? Entonces ha llegado la hora de ponerte manos a la obra y empezar a diseñar tu propio jardín desértico.

4 pasos para crear un jardín desértico en casa

1- Limpiar y allanar el terreno

El primer paso será limpiar la superficie en la que quieres recrear un jardín desértico. Para ello, debes quitar las malas hierbas y todos los elementos que no vayas a utilizar en tu composición, de tal forma que quede todo el terreno limpio. Después, deberás allanar la superficie. Así será más fácil trabar.

2- Malla antihierbas

Una vez que tengas el terreno limpio y liso, te recomendamos que instales una malla antihierbas para reducir las posibilidades de que aparezcan nuevos hierbajos. Este paso es realmente importante si quieres tener un jardín casi autónomo en el que no tengas que invertir mucho tiempo en mantenimiento.

3- Prepara una base de piedras o arenas decorativas

Un jardín desértico sustituye el césped, que no se puede mantener en zonas muy secas y temperaturas excesivamente altas, por una superficie de piedras o arenas, que no requiere unas condiciones climáticas concretas.

Aunque teóricamente puede servir cualquier piedra o arena, te recomendamos que ajustes el diseño a los colores más típicos de las zonas áridas: tonos tierra como crema o amarillo, tonos rojizos, como el de la piedra volcánica roja, o tonos oscuros, como el negro.

En esta fase puedes combinar varios tipos de productos: arenas, piedras de tamaño reducido, piedras más grandes, rocallas, monolitos, esferas…

4- Utiliza plantas con pocas necesidades de riego

Cualquier planta que no necesite mucha agua para vivir podría servir. Sin embargo, las más típicas son los cactus.

Inspírate con estos ejemplos de jardín desértico

Jardín desértico con camino de piedras

Jardín desértico con piedras decorativas y rocas de mayor tamaño

Jardín desértico con superficie de arena y piedras decorativas de mayor tamaño delimitando los cactus

Jardín desértico con piedra triturada color crema y lajas de piedra

Jardín desértico con base de arena decorativa y partes de piedra triturada roja

Jardín desértico sobre superficie de piedras decorativas

Jardín desértico con una base de arena negra

Jardín desértico con una base de arena negra y delimitado por piedras negras

Jardín desértico con una superficie de piedras decorativas

Jardín desértico mixto que recrea un oasis en el desierto, pero incluye elementos externos como césped artificial

#jardíndesértico #cactus #xerojardinería